Mate con hierbas: un dúo perfecto

Origen del Mate Argentino

El mate es una infusión que lo tiene todo pero si además tenemos la posibilidad de combinarlo con hierbas naturales, esa experiencia puede ser aún más nutritiva y  beneficiosa para tu salud.

Beber mate es una costumbre sudamericana muy cotidiana,  que está vigente a cualquier hora del día y se encuentra presente en cada momento que solemos pasar en solitario o de manera compartida con amigos, familia o compañeros de trabajo. 

Como toda tradición, la forma de beber mate fue variando y evolucionando a lo largo del tiempo adaptándose a los requerimientos de quienes lo consumen de forma habitual.

De comenzar a beberlo en su sabor amargo, se empezó a incorporarle azúcar, cáscaras de cítricos, especias hasta hierbas medicinales.

Estas adaptaciones que impactaron en la bebida fueron impulsadas por sus aficionados quienes estuvieron motivados en buscar una perfecta adecuación de la infusión a sus gustos y necesidades, además de sus intereses relacionados a la innovación de un hábito tan recurrente.

Sumado a eso, el propósito de cambio de los consumidores fue el haber logrado adquirir una mayor consciencia sobre la propia salud. El mate no es ajeno a la necesidad de seguir siendo referente en la promoción de hábitos saludables. 

Así, el mate con hierbas es denominado como “Mate Ayurvédico” debido a su combinación con plantas de gran poder medicinal para el organismo y el bienestar en general. La infusión de yerba mate junto a las hierbas hacen un buen equipo nutricional y cargado de sabor.

Tips para secar hierbas para tu mate

¿Tienes la fortuna de contar con huerto urbano en tu casa o bien, tienes un amigo o familiar que posea hierbas medicinales en su jardín?

Te contamos el paso a paso para prepararlas de forma adecuada y luego disfrutarlas en tu infusión de yerba mate. 

  • Cortar la cantidad de ramas que vayas a utilizar de la planta medicinal que quieras secar.
  • Luego de cortar las ramas que necesitas, júntalas y átalas con un hilo largo. 
  • Procura dejar un excedente de hilo para poder colgar las ramas en un sitio oscuro y seco por aproximadamente 20 días.
  • Presta atención al proceso de secado mientras esperas que se cumpla el tiempo determinado.
  • Observa la textura de las hojas de las ramas. Si al tocarlas están secas y crujientes, será indicación de que están listas. 
  • Guarda las hojas de las distintas ramas que has puesto a secar en un recipiente hermético para que puedan conservarse mejor.
  • Opcional: En un recipiente puedes hacer tu propio Blend de mate. Es decir, puedes armar tu propia receta incorporando al menos un 60% de yerba mate e incorporándole uno o más hierbas a gusto. 

Hierbas para que tu mate sea más rico

Existe una amplia variedad de hierbas medicinales, de las cuales algunas son más populares que otras y por tanto, resultan ser buenas opciones para probar. Las mismas pueden conseguirse en las herboristerías o en tiendas naturistas. 

Además de aportar muchísimo sabor, las hierbas medicinales son la alternativa saludable por excelencia si lo que se quiere es prevenir o aliviar todo tipo de malestares y dolencias.

Es que son los remedios ideales para disminuir el consumo de fármacos que a la larga terminan siendo perjudiciales para la salud.

Cada hierba aporta propiedades especificas que ayudan a que el organismo funcione adecuadamente con aportes significativos que son sumamente orgánicos y naturales. Sugerimos algunas de ellas:

Cedrón: tiene propiedades antiinflamatorias, digestivas, relajantes y antisépticas.

Manzanilla: Es un calmante natural, alivia dolores musculares y ayuda a mejorar los procesos digestivos. 

Tilo: Es un sedante natural, rico de sabor y ayuda a conciliar el sueño con mayor facilidad.

Poleo: Si bien su sabor es amargo, es buena para problemas cardiovasculares, digestivos y gastrointestinales.

Menta: Es digestiva y alivia muchos trastornos gastrointestinales. Además, aporta frescura al mate.

Peperina: Al igual que la menta, aporta frescor, ayuda a la digestión y alivia malestares generales. 

Marcela: Es buena alternativa para combatir la acidez, los cólicos y todo tipo de problemas estomacales. 

Valeriana: Es excelente para aliviar dolores musculares y articulares. También contracturas, calambres y espasmos. 

Bolso: Es ideal para todo tipo de problemas que afectan al aparato digestivo. Ayuda a aliviar cólicos y depurar el hígado.

Salvia: Contribuye a combatir el colesterol, problemas de la piel y de los huesos. 

Burrito: Tiene numerosas propiedades digestivas y ansiolíticas.

En definitiva, el mate constituido por su principal y protagónico ingrediente, la yerba mate, lejos de perder su esencia identitaria, ha logrado fortalecerse haciendo que se mantenga por décadas tanto bajo sus nuevas formas de beberlo como también bajo sus formas tradicionales.

Beber el mate de esta manera es parte de la cultura del mate gourmet y es la combinación exquisita y poderosa de dos buenas infusiones: el mate y el té.

Si no tienes tiempo de hacer tus propias recetas de yerba mate con hierbas puedes encontrar marcas en el mercado que ya lo han preparado por ti. Pero si te animas a hacerlo por tu cuenta, puedes degustarlo bajos tus propios gustos e intereses. 

Comentarios ()

Producto agregado a la lista de deseos

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.