El mate en tiempos de pandemia

Origen del Mate Argentino

El mate es la bebida que más fuerte presencia posee en la vida de todos sus aficionados, no sólo por sus numerosos beneficios para la salud, sino también porque forma parte de la cultura.

En tiempos de Coronavirus, medidas de higiene y distanciamiento social, el mate y la pandemia han logrado amigarse: este hábito tan apreciado continúa muy presente hasta el punto de reinventarse y personalizarse cada vez más.

Si bien el mate como infusión posee muchos aportes saludables, tanto por su efecto estimulante como por sus propiedades depurativas y antioxidantes; la realidad es que el ritual de tomar mate se da más porque representa una tradición histórica además que constituye una forma de interacción social muy valorada y significativa. 

El mate se toma para compartir y encontrarse con el otro. “Tomar mate” es la ocasión perfecta para la conversación con amigos y/o la familia. En muchos casos, el mate es protagonista privilegiado de secretos, inquietudes e intimidades.

Pese a los cambios generados por la pandemia, es y seguirá siendo el símbolo eterno de conversaciones en ronda, aprendizaje colectivo y reuniones sociales. 

Sea que éste sea compartido o no, el mate es buen compañero en la soledad como en la compañía. Un buen amigo durante el estudio, el trabajo, tiempo libre, la reflexión, salidas o las videollamadas.

El mate siempre permite anclar la memoria a la identidad nacional, compartir un entendimiento colectivo y en cada cebada recuperar el valor de la propia cultura. Cada persona toma el mate a su manera y según los gustos propios.

Cambios en la tradición

Con la pandemia, la costumbre del mate se vió afectada y transformada en gran medida. Los protocolos sanitarios llevaron a dejar de compartir el mate de forma “comunitaria” como antes se solía hacer y lograron que cada persona tenga su propio equipo matero.

Así, se hizo necesario concientizar sobre los recaudos necesarios para evitar el contagio de Coronavirus, bajo el lema “Cada uno con su mate, nos cuidamos entre todos”. La iniciativa tuvo como objetivo el poder disfrutar el mate de manera individual, cada uno con sus propios elementos, para prevenir y seguir apelando a la responsabilidad individual en pos del bien colectivo.

De esta manera, 14 marcas de yerba mate dieron apoyo a la campaña y se organizaron para colaborar para que los consumidores, a través de las tiendas digitales, tengan lo necesario para poder tomar cada uno con su mate. 

Entre las recomendaciones para tomar mate bajo la nueva modalidad, se invitó a a los consumidores a adquirir su propio kit matero, a tratar de usar mates de metal o cerámica, que no sean ni estén recubiertos en materiales porosos, para que sean fácilmente lavables; además de habituarse a llevar con constancia el mate y la bombilla después de cada uso.

Beneficios del mate en pandemia

En un momento sanitario en el que múltiples cambios impactan cada aspecto de la vida cotidiana, como también en los lazos y en las formas que tienen las personas para relacionarse, el mate continuó siendo la infusión de preferencia.

No sólo por su gran adaptación a poder disfrutarlo individualmente y en actividades personales como por gran poder socializador mediante videollamadas con amigos y familiares.

Además, en un contexto donde el estrés, la incertidumbre y la preocupación abundan en la realidad de las personas, el mate acompaña numerosas bondades nutricionales y saludables para poder transitar los tiempos difíciles, disfrutar mejor el tiempo a solas y pasar los periodos de introspección de forma más llevadera.

También ayuda a la concentración si lo que se quiere es apreciar el leer un libro o pasar tiempo estudiando.

El mate como infusión brinda grandes cantidades de antioxidantes, vitaminas esenciales, minerales y más de diez tipos de aminoácidos. Es un antidepresivo natural y tiene un impacto positivo en la salud emocional.

Además mejora las defensas naturales del organismo, favorece la salud cardiovascular, incentiva al sistema nervioso central durante cualquier actividad física o intelectual y es una buena bebida digestiva.

El mate es el compañero ideal para atravesar estos tiempos ya que se puede tomar todo el día y en cualquier momento de preferencia. Podría decirse que “quien toma mate, nunca está solo”, y encontrará en el mate un amigo fiel con el cual atravesar las distintas circunstancias de la vida.

El consumo de esta bebida es tan valorado en todo el momento  que el 50% de los consumidores de mate realiza al menos un consumo en solitario durante el día. 

Pese a la emergencia sanitaria, el mate continúa siendo símbolo de encuentro con uno mismo y con los otros haya distancia o no y sigue siendo un ritual muy arraigado en todos los argentinos.

La posibilidad de empezar a disfrutar de una manera más individual y la innovación en la industria de la yerba mate permitieron que los consumidores optaran más por las yerbas mezcladas con hierbas, frutos y otras especias que la opción tradicional.

Estos agregados al mate totalmente orgánicos y naturales hicieron que la infusión adquiera mayores propiedades nutricionales además de sumar adeptos del té que se vieron tentados por las nuevas experiencias posibles con el mate.

La modernización completa del mate, su individualización y el hecho de poder agregar ingredientes naturales amplió las realidades a los aficionados y sumó nuevos adherentes a la bebida.

Comentarios ()

Producto agregado a la lista de deseos

Las cookies propias y de terceros nos permiten mejorar nuestros servicios. Al navegar por nuestro sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.